martes, 14 de julio de 2009

Día 5 Lovaina, ciudad Universitaria de Flandes

Nada más llegar a Lovaina decidimos desayunar un gofre y una tarta de manzana, que se encuentra delante de la Oficina de Turismo, donde podéis comprar un plano de la ciudad, cuesta 1€, pero vale la pena. Es muy bueno, te lo divide en tres mapas, con tres itinerarios distintos. Nosotros a penas teníamos un día para poder visitarla… vimos todo lo que pudimos.

Su universidad, en la que impartió clases Erasmo de Rotterdam, fue fundada en 1425. Conocida por su juvenil ambiente, durante el mes de septiembre la población de Lovaina pasa de 88.000 a 116.000 personas con la llegada de los estudiantes que iniciarán el curso escolar. ¡Un gran cambio para una ciudad de estas dimensiones!.

Saliendo de la estación y continuando por la avenida principal vas a dar al ayuntamiento y al centro, gracias a que está prohibido el tráfico, hace que la visita sea más agradable. El ayuntamiento es una obra maestra del alto gótico. Iniciada en 1448, destacan los pedestales esculpidos con escenas bíblicas. Las imágenes datan del siglo XIX. A la derecha encontraréis la Iglesia de San Pedro. La fuente que se está al cruzar la calle es la fuente de la sabiduría, un regalo de la universidad a la ciudad (1975) y es conocida como Fonske.
Callejeando y con el mapa en la mano, iréis descubriendo una ciudad totalmente universitaria, con una arquitectura impresionante y unos parques bellísimos.


No os podéis perder:

Oude Markt, una plaza pegada al Markt que os encantará. De forma rectangular y preciosa, es un recinto muy amplio que se rodea de casa antiguas con fachadas en color rojizo y terminado en tejado escalonado. Los bajos muchas casas están ocupados por multitud de bares, cervecerías, cafés, etc. En este bonito recinto se dan cita los estudiantes y podéis encontrar un mercadillo los viernes.

Los Beaterios, Patrimonio de la Humanidad. En tiempos de las Cruzadas, quedaron en Flandes muchas mujeres viudas, huérfanas o solteras. En aquella época una mujer sola era una mujer desprotegida, y la estricta vida en los conventos no era del agrado de todas. Los Beaterios fueron la solución idónea para estas mujeres. Situadas en las afueras de las ciudades –no debemos olvidar los "peligros" que entrañaba una comunidad exclusiva de mujeres- las beatas ejercían los votos de obediencia (había una Beata Superior) y castidad (en la comunidad sólo entraban los hombres durante el día) y llevaban una vida austera. Las mujeres de posición social más alta ocupaban viviendas de mayor tamaño, e incluso tenían sirvientas. Las más humildes trabajaban para ellas o en la ciudad. De noche, las puertas se cerraban…Hoy integradas en el centro histórico y residencias para estudiantes. Te sorprenderá pasear por allí y ver las bicicletas con mochilas y sin candado apoyadas en las paredes, (igualito que en España, vamos).

Corriendo nos tuvimos que ir de Lovaina, con mucha pena, ya que hacíamos estancia en Bruselas, para no llegar tarde al albergue. Lovaina se encuentra a penas a 27km de la capital.

Te ha resultado:

1 comentario:

  1. Genial post and this mail helped me alot in my college assignement. Thank you on your information.

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios nos ayudan a continuar