Suscríbete con RSS

Deja tu Email
Nueva York en una semana
Presupuesto, recorrido, consejos, mapas y diarios para siete días en la Gran Manzana.
Enero 2017
Nueva Zelanda con la Working Holiday Visa
Un año en las antípodas trabajando y viajando por el país de la nube blanca.
Enero 2015 a Abril 2016
Ruta mochilera por Hawái
Qué islas recorrer, presupuesto, dónde dormir de camping y nuestros diarios en el paraíso.
Abril 2016
Alaska y Costa Oeste de EEUU y Canadá
Más de tres meses de viaje y 23.000 km con nuestro propio coche.
Verano 2017

viernes, 20 de abril de 2018

Consejos para comer en Cuba

Mochileo Low Cost
Comer y disfrutar de la gastronomía local es parte fundamental de un viaje y, como suele ocurrir, existen diferentes maneras de hacerlo. En este post queremos realizar una pequeña guía para disfrutar al máximo de la comida en Cuba y como siempre lo hacemos desde nuestra experiencia personal. Ofreceremos consejos, precios aproximados, tipos de comida y, al igual que hicimos con el alojamiento, recomendaciones personales.

Desayuno en la casa de Sancti Spiritus
Cuba es un país en el que existen muchas limitaciones de productos alimenticios. A diferencia de lo que muchos viajeros creen en Cuba la gente, en general, no pasa hambre, aunque por supuesto que hay personas que cuentan con mucha dificultad para acceder cada día a comida. Eso sí, la variedad de alimentos, a causa del embargo internacional y de los propios métodos agrícolas del país, es escasa. También dependerá mucho de cuánto quieras gastar en comer y en qué tipos de alimentos quieras gastarlos. Aquí van algunos consejos y avisos para afrontar un viaje al país caribeño.

1.- EN CUBA NO HAY DE TODO

Y alguien dirá, ¿en qué país lo hay? Por supuesto que el acceso a comidas depende mucho de qué se produzca en cada país, pero en el caso de Cuba esto va más allá. Existe una importante falta de alimentos que no son producidos o manufacturados en el país, así que no esperes encontrar cereales para el desayuno, galletas de diferentes sabores y paquetes de patatas fritas de muchas variedades. Los supermercados en Cuba ofrecen muy pocos servicios y a precios bastante altos, en restaurantes o fondas la variedad de comidas suele ser la misma y la calidad de algunos productos básicos, como queso o jamón cocido para bocadillos, no es muy buena. Es muy normal que no haya todo lo que tengan en la carta, ya que el abastecimiento de productos no es diario.

Plato básico que encontrarás en Cuba: arroz, pollo/res y una pequeña ensalada.

2.- TURISTA VS LOCAL

No es exactamente así, pero en Cuba a veces tendrás la sensación de pertenecer al mundo de los turistas y que te sea inaccesible el mundo de los locales. Cuanto más turística sea la ciudad o pueblo en el que estés más difícil te será comer bien y barato, como en Viñales o Trinidad. Hay que buscar mucho, pero al final se pueden encontrar pequeños lugares donde comer o tomar un café en moneda local (CUP) y no en moneda turística (CUC), donde la diferencia puede ser de hasta 25 veces más cara. Pregunta a los locales (en las casas particulares suelen ayudar mucho) y en ocasiones habrá que alejarse de los centros turísticos, pero puede compensar mucho económicamente.

3.- BUSCA Y REBUSCA LOS PRECIOS

Si tu intención es reducir el presupuesto o no sobrepagar comidas, trata de comparar lo máximo posible entre varios sitios. Cuanto más te alejes de los lugares más turísticos más fácil será que puedas ahorrar en la comida y a veces comerás lo mismo a un precio 3 o 4 veces menor.


Dos formas de comer barato en La Habana.

4.- LAS VENTANITAS

Se trata de pequeñas ventanas en las que venden comidas para consumir algo rápido como pizzas, hamburguesas, bocadillos, flanes, etc. Es precio en moneda local y su calidad no siempre es alta. Hemos comido pizzas muy malas y otras que no estaban tan mal, bocadillos con menos sabor y otros que nos comeríamos tres de lo buenos que estaban. Suelen servir para salir del paso o cuando vas a hacer un viaje en autobús, pero no pretendas alimentarte sólo de eso. Para tomar cafés o comerte un flan, suelen ser los mejores sitios.

5.- COMPARTE PLATOS

En muchos lugares para comer los platos suelen ser muy abundantes. Normalmente un plato cubano incluye el ingrediente principal (res, cerdo, pollo, pescado) y viene acompañado de ensalada, yuca o vianda frita (plátano frito) y arroz (normalmente arroz moro, mezclado con frijoles). Para nosotros a veces era mucho pedir un plato para cada uno, así que lo compartíamos (sobre todo en los lugares más turísticos). Está bien preguntar si es suficiente para compartir, aunque normalmente te van a decir que no para que pidas dos platos. También nos dimos cuenta que cuanto más turístico y caro era el lugar, menos comida había en los platos, como por ejemplo en Trinidad.

Esto es un plato para una persona por 10 CUC que compartimos entre tres.

6.- BUSCA RECOMENDACIONES EN AIRBNB

Una buena manera de encontrar buenos lugares donde comer es preguntando a los dueños de las casas particulares. Pero también en ocasiones otros viajeros han dejado sus recomendaciones en los comentarios de páginas como Booking o AirBnB (si aún no tienes cuenta, regístrate en este enlace y gana 25€ de descuento en tu primera reserva). Si te decides a buscar tus alojamientos en alguna de estas páginas, te aconsejamos que leas las opiniones y seguro que sacas algún buen lugar en el que comer cerca de donde duermas.

OTROS CONSEJOS

- Puede que en algunos restaurantes o fondas te sienten en una mesa donde hay otras personas ya sentadas. A nosotros nos pasó algunas veces y de ahí surgieron conversaciones muy interesantes, pero no a todo el mundo le gusta.

- En algunos lugares te van a dar una carta sólo para turistas. Esto nos lleva al consejo nº 3: compara precios y no te dejes engañar. Pide siempre la carta antes de pedir la comida, te la deben enseñar por ley.

Este mismo café puede costar 20 veces más de una cafetería a otra.

- Prepárate para hacer colas (y esto es en general en Cuba, ya sea comer o cambiar dinero). En los sitios con más fama, las colas pueden ser enormes, como en las Heladerías Coppelia, donde llegamos a estar más de una hora en la cola.

- El servicio es lento y a veces, después de pedir, te vendrán a preguntar otra vez porque no les queda algo. Ármate de paciencia y acostúmbrate al ritmo de vida cubano.

PRECIOS MÁS HABITUALES

- Una botella un litro de agua en tiendas: 0,70 CUC.
- Lata de TuKola (refresco nacional): 0,55 CUC
- Cafés: desde 1 CUP en ventanitas a 1 ó 2 CUC en bares turísticos.
- Pizzas y bocaditos: 15-20 CUP
- Flanes: 6-10 CUP
- Cócteles: 3-4 CUC
- Helados Coppelia: 1 CUP la bola
- Plato completo en moneda local: 25-40 CUP
- Plato completo en moneda turista: 4-5 CUC

NUESTRAS RECOMENDACIONES

A continuación os dejamos algunas recomendaciones para comer en cada ciudad. Por supuesto, se tratan de recomendaciones basadas en nuestra experiencia y centrándonos en valorar la relación-calidad precio. Os dejamos la dirección y el coste aproximado de una comida.

LA HABANA

- Fonda local en Vedado. Entre la calle 23 y la H. Precios: Ropavieja 30 CUP, Ajiaco 20 CUP.
- Fonda “La Familia”, en Centro Habana. En Aramburu, entre San Miguel y Neptuno. Precios: plato completo enorme y jugo por 40 CUP.

VIÑALES

- El Cubanito. En Rafael Trejo, detrás de la Plaza Principal. Precios: dos ropaviejas y tres jugos por 12 CUC.
- El Corazón del Valle. En mitad de la ruta por el Valle de Viñales. Precios: un plato completo para 3 personas (y nos sobró) por 10 CUC.

Lugar idílico y platos de comida enormes.

TRINIDAD

- Ochún-Yemayá. En Boca con Frank País. Precios: una hamburguesa por 2,25 CUC.

CAMAGÜEY

- Pizzería La Salsa. En Independencia, entre Martín y Agüero. Precios: dos pizzas por 44 CUP.

SANTIAGO DE CUBA

- La Fondita de Enmedio. En Enramadas. Precios: platos entre 30 y 60 CUP.

Carta de La Fondita de Enmedio, en Santiago, a buenos precios.

- La Flor de Loto. En Enramadas. Precios: desayuno de dos cafés, dos tostadas y dos jugos por 15 CUP.
- La Familia del Quitrín.  En Enramadas. Precios: dos bocadillos de jamón cocido, dos cafés y dos zumos por 35 CUP.

GUARDALAVACA

- La Fonda de Pepe. En la plaza del pueblo, donde están las tiendas. Precios: entre 30 y 40 CUP el plato completo.

Nuestro lugar predilecto en Guardalavaca.

SANCTI SPIRITUS

- Gran café Boulevard. En el Boulevard. Precios: cafés entre 1,20 a 3 CUP.
- Restaurante Shanghai. En el Boulevard. Precios: platos a 15 CUP.
Café Real. En Honorato con Boulevard. Precios: hamburguesas enormes por 3,50 CUC y sándwiches enormes por 1,5-2,50 CUC.

SANTA CLARA

- Saborearte. En Maceo, entre Céspedes e Independencia. Precios: platos completos por 2 CUC.

Esperemos que estos consejos y recomendaciones os ayuden a disfrutar de la comida y a ahorrar en vuestro viaje a Cuba. La gastronomía no es el fuerte de Cuba, no porque allí no sepan cocinar o los productos no sean buenos, si no porque el embargo internacional les obliga a disponer de pocos productos, así que esperamos que podáis sacar el máximo provecho de estos consejos.

Para leer más entradas de nuestro viaje a Cuba pincha aquí.

DESCUENTOS Y AYUDA PARA TU VIAJE A CUBA

  Para obtener los mejores precios en tus vuelos compara a través de Skyscanner.


Si quieres consejos sobre dónde comer en Cuba, pincha en este enlace.

  Busca y compara tu alojamiento en Booking y gana 15€ pinchando este enlace.

  Si prefieres la experiencia de casas particulares (para nosotros la mejor opción), las puedes reservar desde AirBnB (si no tienes cuenta, regístrate pinchando aquí y gana 25€ de descuento en tu reserva).

 No te olvides de viajar con seguro de viajes. Nosotros elegimos IATI y si reservas a través de este enlace obtendrás un 5% de descuento.

¿Quieres saber cuánto cuesta un viaje a Cuba? Lee nuestro presupuesto de 22 días.

Si reservas a través de nuestro blog, eso nos ayudará a seguir viajando gracias a una pequeña comisión que ganamos. Gracias por tu ayuda.

martes, 3 de abril de 2018

Dónde dormir en Cuba: consejos, precios y experiencia

Mochileo Low Cost
Una de las principales dudas que surgen cuando se comienza a planear un viaje a Cuba es dónde alojarse. La oferta de alojamientos es amplia y variada y dependerá de si vas a alojarte en zonas de playa o en ciudades. También existe la opción de llevarlo todo reservado desde casa o buscar cada día una vez estés allí. En este post pretendemos dar algunos consejos y datos útiles en función de nuestra experiencia para que os pueda ayudar a organizar mejor vuestro viaje a este maravilloso país. Además, al final os dejamos la lista de casas en las que nos quedamos y nuestra opinión de ellas, por si os puede servir de guía. También os dejaremos unos enlaces de Booking y AirBnB con descuentos por si estáis interesados en usarlos.

En Cuba existen dos principales formas de alojamiento: los hoteles y las Casas Particulares. Dentro de los primeros los hay de distinta calidad, siendo los mejores los gestionados por empresas extranjeras como Meliá y localizados en los centros de las grandes ciudades o en las zonas de playa. Hay hoteles de 3, 4 y 5 estrellas, sólo con alojamiento o en régimen de todo incluido. La oferta, como decimos, es muy amplia. Aquí van nuestros consejos.

Ana tomando notas en la terraza de nuestra casa en Trinidad.

1.- DUERME EN CASAS PARTICULARES

Nuestro primer consejo es que aproveches esta forma de alojamiento. Existe mucha oferta de casas (como se las conoce), y las hay de mucha calidad y acorde a todos los presupuestos. Es una buena manera de entrar en contacto con los cubanos y poder tener charlas muy interesantes con ellos. Nuestra experiencia fue óptima en este sentido y es una de las mejores cosas que nos llevamos del país. Si eliges esta opción, fíjate en que la casa tenga la señal de “Arrendamiento en Divisa”, que es una especie de ancla azul (la roja es para arrendamiento nacional, es decir, para cubanos). Cuando te registres te pedirán los pasaportes de todos los huéspedes para informar al gobierno de tu estancia. Si no lo hacen, puede que sea un lugar ilegal. Todas las casas particulares en Cuba que sean legales son seguras. Los anfitriones tienen ese negocio como forma de vida y a veces como único sustento importante de la familia, además de tener un férreo control del gobierno respecto a la seguridad. No hay riesgo ninguno.

Nuestra habitación en Trinidad.

2.- RESERVA LOS ALOJAMIENTOS ANTES DE LLEGAR A CUBA

Para este apartado te damos un miniconsejo: si no tienes cuenta en AirBnB, ábretela (si lo haces pinchando aquí, recibes 25€ de descuento). Si tienes pensada cuál va a ser tu ruta antes de partir te recomendamos que reserves los alojamientos antes de que tomes el avión. Tanto los hoteles como las casas particulares pueden reservarse a través de páginas como Booking (pincha aquí para recibir 15€ de descuento) o AirBnB, pero no podrás usarlas una vez estés en Cuba (allí están bloqueadas para realizar reservar, no así para hacer búsquedas). En el caso de las casas y si lo haces con suficiente antelación, tendrás el lujo de elegir cuál se amolda más a tus gustos: precio, ubicación, servicios… Además, podrás leer las opiniones de otros viajeros y hacerte una mejor idea de cómo será tu habitación. Y también evitas el riesgo de encontrarte con precios más altos o que toda la ciudad esté llena.

Así era la habitación de Cienfuegos en la que dormimos, reservada por AirBnB.

3.- NO SOBREPAGUES LOS ALOJAMIENTOS

Existe mucha oferta de casas particulares y las hay muy buenas por un buen precio. Por supuesto dependerá de tus gustos y preferencias, pero en general las casas normales te costarán entre 10 y 20€. Las hay más caras (hasta 100€) y más baratas (menos de 10), pero tampoco te ofrecerán mucho más de lo que te ofrecerán las demás. Por eso creemos importante revisarlas y reservarlas antes, porque si buscas puerta por puerta puedes encontrarte con que sólo queden las peores de la zona o las más caras. Normalmente las casas también ofrecen desayunos por 5 CUC, pero en la calle se puede desayunar algo más básico por mucho menos. Eso es elección personal.

La habitación de Guardalavaca, que no reservamos antes y nos salió más cara.

4.- SI VIAJAIS MÁS DE DOS, COMPARTID HABITACIÓN

Esta es una opción muy personal de cada viajero, pero os recomendamos que si sois tres o cuatro personas en el viaje, busquéis casas particulares con habitaciones de dos camas. Nos referimos a un viaje con familia o amigos, no a que busquéis a gente de la calle. El coste de la habitación es el mismo si vas solo o si sois cuatro, sólo dependerá del número y tamaño de las camas que tengan, así que es una manera de ahorrar coste. Nosotros durante los primeros días en Cuba íbamos con otra persona y eso nos permitió ahorrar algunos euros en el alojamiento.

Casi todas las habitaciones tienen dos camas para mínimo tres personas.

5.- ELIGE BIEN LA UBICACIÓN

Cuba es un país seguro y no debería haber problema en este sentido, pero sí que puede ser un fastidio alojarse demasiado lejos de los centros históricos a la hora de caminar desde o hacia el alojamiento. Como decimos, la diferencia de precios en las casas particulares no va a ser muy grande, así que se pueden encontrar casas bien ubicadas en grandes ciudades como La Habana o Santiago de Cuba. Estudia bien cuál va a ser tu ruta y trata de alojarte en la mejor ubicación posible.

6.- SI NEGOCIAS PRECIOS, BUSCA UNA BUENA OFERTA

Si decides buscar alojamientos yendo puerta por puerta te recomendamos que no te dejes llevar por los primeros precios. Una buena opción para lograr mejores precios es hacerlo a última hora de la tarde, pero nosotros siempre preferimos buscarlos por la mañana para no agobiarnos y no andar preguntando con las mochilas y el calor. Posiblemente al bajarte del autobús te van a acosar para que reserves en sus casas, pero a veces en esos precios va incluida una comisión para el conseguidor que te podrías ahorrar e incluso algunas casas pueden ser ilegales. Los cubanos están abiertos a regateos no demasiado altos o a negociar precios en función de las noches que vayas a dormir o con desayuno incluido. Ellos van a preferir siempre vender una habitación por 15 CUC que dejarla vacía, así que no temas por preguntar si te la pueden dejar más barata.

Cubanos ofreciendo sus casas a turistas recién llegados.

7.- SI RESERVAS ANTES, BUSCA CONSEJOS EN LOS COMENTARIOS

Como muchos sabréis, páginas como AirBnB o Booking recogen comentarios de usuarios que pueden ser muy útiles y no sólo para elegir el alojamiento. En Cuba encontrar buenos y baratos sitios para comer puede resultar complicado, pero muchas veces en estos comentarios de los alojamientos se dan recomendaciones cercanas a la vivienda que son de mucha ayuda. Además siempre podéis preguntar a vuestro anfitrión sobre dónde comer, qué hacer o la mejor manera de ir a un lugar determinado. Y recuerda compartir tus consejos para otros viajeros.

Fonda recomendada por nuestro anfitrión en La Habana con platos a 25 CUP.

8.- LAS CASAS DONDE NOS ALOJAMOS (COMO RECOMENDACIONES)

Esta es una lista de las casas particulares en las que dormimos. Incluimos el precio que pagamos nosotros, si disponía de una o dos camas y una breve descripción, además del nombre y el enlace de AirBnB (pinchando en el nombre) por si queréis echarle un ojo o reservarla desde ahí. Todas las habitaciones incluían toallas, baño privado y todas están muy limpias. Algunas incluso con televisión.

- La Habana:  Habitación para 3, con desayuno incluido y balcón. (3 noches). 22,29€/noche. Una cama de matrimonio y una individual.
Habitación con balcón en Centro Habana, a 15 minutos del Parque Central (Capitolio) y del Malecón. Desayuno incluido (café, jugo buenísimo y pan con mantequilla). A veces funciona un wifi abierto en el edificio. Recomendable.

- Viñales: Casa Las Tias (El Papa). (2 noches).12,56€/noche. Dos camas de matrimonio.
Algo alejado del centro, en una especie de garaje convertido en habitación. Había bastante olor a humedad. Enrique es muy buena persona y siempre muy atento. Hay mejores opciones que esta.

- Cienfuegos: Hostal Frontón Room 2. (1 noche). 12,58€/noche. Una cama de matrimonio y una individual.
A una cuadra del Paseo del Prado y a 10 minutos del centro. Casa bastante amplia y muy barata. Muy recomendable.

- Trinidad: Casa Hostal Bárbara y Alejandro – Habitación 1. (3 noches). 14,60€/noche. Una cama de matrimonio y una individual.
Habitación con una pequeña cocina, salón y dos terrazas, una con vistas de la ciudad y la sierra. A un paso de la estación de Viazul y a 10 minutos del centro. Posiblemente la mejor casa en la que hemos estado. Muy recomendable.

- Camagüey: Casa Marlyn, International Hostal in town's center. (1 noche). 13,54€/noche. Dos camas de matrimonio.
Habitación muy céntrica, a dos minutos de una de las plazas principales. Marlyn es un encanto de mujer e incluso nos invitó a un desayuno básico (café y pan con mantequilla). Muy recomendable.

Un desayuno típico que te pueden poner en alguna casa.

- Santiago de Cuba: Casa Mundo 2. (2 noches). 12€/noche. Una cama de matrimonio y una individual.
Habitación a 100 metros del Museo del Carnaval y a 5 minutos de la Catedral. Lo encontramos preguntando puerta por puerta. Habitación bastante grande. Recomendable.

- Holguín: Casa Carlos Rafael. (1 noche). 12€/noche. Una cama matrimonio y una individual.
Llegamos a Holguín tarde y sin alojamiento, así que fuimos buscando puerta por puerta. Una vecina de una de las casas que preguntamos nos llevó hasta un conocido, bastante céntrico, con el que negociamos precio. Buena habitación, muy cerca de la plaza principal. Recomendable.

*No lo hemos encontrado en AirBnB.

- Guardalavaca:  No sabemos el nombre. (3 noches). 16€/noche. Una cama de matrimonio y una individual.
Guardalavaca tiene fama de tener casas más caras. El hombre de Holguín nos encontró una casa a través de una conocida y no pudimos buscar y comparar más precios, pero sabemos que hay opciones más baratas, sobre todo si es temporada baja. Buena habitación en los pisos del pueblo, a 20 minutos de la playa. Recomendable.

*No lo hemos encontrado en AirBnB.

- Sancti Spiritus: Hostal Colonial Parque de Jesús. (1 noche). 12€/noche con desayuno incluido. Una cama de matrimonio.
Algo alejado del centro, pero apenas a 15 minutos caminando. Muy cerca del puente de Yayabo. Abdel es adorable, incluso nos invito a una cena con sus amigos. Habitación amplia en una bonita casa. Muy recomendable.

- Santa Clara: Hostal Las Arecas (1 noche). 13,47€/noche. Dos camas de matrimonio.
Habitación amplia, no muy céntrica pero bien situada. Terrazas con vistas a la ciudad. Recomendable.

- La Habana:  Apartamento Concordio. (2 noches). 17,70€/noche. Una cama de matrimonio y una individual.
Apartamento independiente con cocina, salón y una habitación muy amplia. Balcón con vistas a la calle. Muy cerca de Vedado y el Malecón y a media hora de Habana Vieja. Muy recomendable.

Estos son nuestros consejos y recomendaciones para alojaros en Cuba. Cualquier duda o consulta podéis dejarlas en los comentarios o bien a través de nuestras redes sociales o email.

Recuerda que puedes leer todos los posts de Cuba pinchando en este enlace.

DESCUENTOS Y AYUDA PARA TU VIAJE A CUBA

  Para obtener los mejores precios en tus vuelos compara a través de Skyscanner.


Si quieres consejos sobre dónde dormir en Cuba, pincha en este enlace.

  Busca y compara tu alojamiento en Booking y gana 15€ pinchando este enlace.

  Si prefieres la experiencia de casas particulares (para nosotros la mejor opción), las puedes reservar desde AirBnB (si no tienes cuenta, regístrate pinchando aquí y gana 25€ de descuento en tu reserva).

 No te olvides de viajar con seguro de viajes. Nosotros elegimos IATI y si reservas a través de este enlace obtendrás un 5% de descuento.

¿Quieres saber cuánto cuesta un viaje a Cuba? Lee nuestro presupuesto de 22 días.

Si reservas a través de nuestro blog, eso nos ayudará a seguir viajando gracias a una pequeña comisión que ganamos. Gracias por tu ayuda.

miércoles, 28 de marzo de 2018

Presupuesto del viaje de 22 días a Cuba

Mochileo Low Cost
Como siempre hacemos al acabar nuestros viajes publicamos nuestro presupuesto para que pueda ayudar a otros viajeros a organizarse. En este caso publicamos el presupuesto de nuestro viaje de tres semanas por la isla de Cuba, incluyendo los gastos en alojamiento, transportes, comidas o conexión a internet. Como siempre especificamos, los gastos en un viaje son estrictamente personales y habrá casos en los que nuestro presupuesto sea menor y otros en los que sea mayor al de otros viajeros. Este post puede servir como guía para quienes quieran pasar tres semanas o incluso un mes por Cuba, haciéndose a la idea de cuánto cuestan los transportes entre ciudades, cuánto cuesta comer en una ciudad o qué esperar del alojamiento. El viaje tuvo lugar en febrero de 2018.

Vista de una calle de Sancti Spiritus

GASTOS PREVIOS

Este apartado se refiere a aquellos gastos que tuvimos previos a la llegada a Cuba: vuelos, visado y seguro de viajes. No los incluimos en el presupuesto total porque algunos son muy variables y nos centraremos en los gastos en suelo cubano. 

- Vuelos: 524€ para dos personas sólo ida Madrid - La Habana (262€ por persona). Los precios de los vuelos siempre van a depender de las ofertas que haya cuando busquemos y de la época del año en que viajemos.

- Visado: 44€ para dos personas (22€ por persona) para ciudadanos españoles. El visado es válido para 30 días, ampliable a 30 más una vez estés en Cuba. Nosotros lo obtuvimos en el Consulado General en Madrid. Si no tienes consulado cerca, hay agencias que lo gestionan y que cobran 8€ más persona por el envío.

- Seguro de viajes: 915,23€ para dos personas (457,60€ por persona). Si sólo vas a viajar a Cuba el precio es muchísimo menor. Nuestro seguro es válido para nueves meses ya que después de Cuba seguimos viajando por Latinoamérica.

GASTOS EN CUBA

A continuación detallamos los gastos separados por categorías. Hay que especificar que los primeros días éramos tres personas en el viaje y que después pasamos a ser dos. Eso abarataba los alojamientos y las comidas, pero no el transporte. Los cambios de CUC a Euro se han hecho en función del cambio que recibimos en las CADECA (casas de cambio oficiales), que aproximadamente era 1 CUC= 0,80€. Los gastos se refieren a dos personas.


- Alojamiento: hasta Trinidad el alojamiento se pagó entre tres personas, pero aquí mostramos sólo el precio para nosotros dos. Los precios son por noche. Los alojamientos de Santiago de Cuba, Holguín, Guardalavaca y Sancti Spiritus los conseguimos preguntando puerta por puerta; el resto lo reservamos desde España a través de AirBnB (algo que recomendamos encarecidamente). Hubo dos noches que las pasamos de viaje en autobús. Toma como referencia una media de 15 CUC por noche (sin desayuno).


- Transportes: hay varias maneras de moverse entre ciudades en Cuba. Nosotros usamos principalmente Viazul, que es la compañía de autobuses más utilizada por los turistas. Dentro de las ciudades nos movíamos en transporte público.


- Actividades: sólo realizamos una actividad de pago en Cuba, la visita al Valle de los Ingenios en un tren turístico en Trinidad que costó 15 CUC por persona, más la subida a la Torre de Iznaga (1 CUC por persona).

El tren turístico atravesando el Valle de los Ingenios.

RESUMEN

Existen muchos presupuestos para un viaje a Cuba. Los hay que gastan más en comida, otros que alquilan un coche u otros que duermen en alojamientos más baratos. Por ejemplo, los desayunos en las casas particulares suelen costar unos 4€ por persona y nosotros desayunábamos fuera en algunos casos por 1€. Los cafés, similares, pueden llegar a costar hasta 25 veces más en un espacio de dos calles. Puedes comer bocadillos o trozos de pizza muy baratos pero que no son de gran calidad. Para moverse entre ciudades muchos viajeros lo hacen en los camiones, mucho más baratos que los autobuses de Viazul. Hay para todos los gustos.

Todo va a depender de tus prioridades y tu presupuesto. Nosotros, al estar en un viaje largo, preferíamos ahorrar algo más en algunas cosas, pero nunca hemos tenido la sensación de estar ahorrando de más a costa de comer o dormir bien. Creemos que otra manera de ahorrar es reservar los alojamientos con bastante tiempo de antelación a través de AirBnB u otras plataformas. Si tienes tu ruta planificada y no vas a alterarla es la mejor manera, ya que puedes elegir bien los alojamientos en función de su ubicación, precio y basándote en las opiniones y no arriesgarte a que las ciudades estén llenas o sólo queden las casas más caras.

Esperamos que este presupuesto os haya resultado útil. Cualquier duda o consulta que tengáis podéis escribirnos un comentario en esta entrada, mandarnos un email o poneros en contacto con nosotros a través de las redes sociales.

Para leer más entradas de nuestro viaje a Cuba pincha aquí.

DESCUENTOS Y AYUDA PARA TU VIAJE A CUBA

  Para obtener los mejores precios en tus vuelos compara a través de Skyscanner.


Si quieres consejos sobre dónde dormir en Cuba, pincha en este enlace.

Si quieres consejos sobre dónde comer en Cuba, pincha en este enlace.


 Busca y compara tu alojamiento en Booking y gana 15€ pinchando este enlace.

 Si prefieres la experiencia de casas particulares (para nosotros la mejor opción), las puedes reservar desde AirBnB (si no tienes cuenta, regístrate pinchando aquí y gana 25€ de descuento en tu reserva).

 No te olvides de viajar con seguro de viajes. Nosotros elegimos IATI y si reservas a través de este enlace obtendrás un 5% de descuento.

Si reservas a través de nuestro blog, eso nos ayudará a seguir viajando gracias a una pequeña comisión que ganamos. Gracias por tu ayuda.

martes, 26 de diciembre de 2017

Antes de llegar a Alaska te enamoras de Yukon

Mochileo Low Cost
Inmersos en la Alaska Highway tocábamos tierra en el Territorio del Yukon, la provincia canadiense puerta de entrada a Alaska. Allí comenzaríamos a descubrir el enorme significado de los ríos Yukon y Klondike en la historia de ese remoto lugar del mundo. Y gracias a una casualidad viviríamos un encuentro único en nuestro viaje. 

ETAPA 3: DE WATSON LAKE A LA FRONTERA CON ALASKA

Yukon, dicho así, no dice mucho. Para nosotros, mientras vivíamos en Penticton, en una zona bastante cálida para ser Canadá, el nombre de esta provincia canadiense nos sonaba a frío, montañas y osos. Poco o nada sabíamos de su apasionante historia, pero para eso estábamos aquí. Pasamos la noche en Watson Lake, cruce de caminos entre los viajeros que usan la Alaska Highway y la Stewart-Cassiar Highway, en el camping ubicado a las afueras. Esta noche descubrimos que por mucho que leyéramos carteles nuestro miedo vencía al sentido común. Antes de ir a dormir fuimos al baño, apropiados con todas nuestras armas: el spray de osos, ojos y oídos atentos. Al primer sonido (a nosotros nos pareció un rugido, pero vete tú a saber), actuamos de la forma en que te dicen que no actúes: nos giramos y salimos como alma que lleva el diablo del bosque. Sí, ya lo sabemos. Hay que andar de espaldas al peligro (si es que lo había, igual era un mapache), no hay que huir, hay que hacer sonidos. Y no lo cumplimos. Pero estamos vivos, que es lo que importa.

El camping donde nos jugamos la vida para ir al baño...
A la mañana siguiente visita a la oficina de turismo, con wifi, que no es que nos sobrara estos días atrás, y junto a uno de los lugares icónicos de Yukon. Allí nos encontramos con un español en bicicleta. Hola, qué tal, encantados, adiós. Poco más. Por ahora. Dedicamos toda la mañana a visitar el famoso Sign Post Forest, un bosque de postes de madera lleno de señales de todas partes del mundo. Aquello comenzó como suelen comenzar muchas cosas buenas, con la morriña. La morriña de un soldado estadounidense, Carl Lindley, que en 1942 trabajaba en la construcción de la Alaska Highway y echaba de menos su pueblo, así que decidió colocar un cartel con el nombre del lugar y la distancia a la que estaba de casa: Danville, Illinois, 2835 millas. No sabía el bueno de Carl que cuando fue invitado 50 años después, en el ocaso de su vida, allí había más de 60 mil señales llegadas de todo el mundo. Había creado un punto obligado en el viaje a Alaska para miles de personas al año.


Arriba, la imagen de Lindley en sus días en Yukón; abajo, el bosque de señales de Watson Lake.
Seguimos la ruta, ya que queríamos llegar lo antes posible a Whitehorse, la principal ciudad de Yukon. El camino es pura naturaleza. El manto verde de las copas de los árboles se extiende kilómetros alrededor de la carretera, con enormes montañas nevadas en el horizonte. Hay pueblos minúsculos, lagos salpicados por el terreno y los ríos más anchos que hemos visto. Para que os hagáis una idea, la extensión de Yukon es muy parecida a la de España y la población similar a la de la ciudad de Soria. El 70% vive en Whitehorse. Kilómetros y kilómetros sin ver nada más que unas pocas casas que forman diminutos pueblos. Y a su alrededor la naturaleza salvaje.


Dos imágenes de Yukon, con lagos y ríos junto a bosques y montañas nevadas.
Llegamos a Whitehorse y fuimos directos al aparcamiento del Walmart donde pasaríamos la noche. Al llegar nos sorprende algo: hay decenas de caravanas y furgonetas en el aparcamiento, muchas más que en cualquier otro aparcamiento. Buscamos un buen lugar donde nos gusten nuestros “vecinos” y entramos al supermercado. El ambiente es casi el de un camping. Las familias hablan entre ellas, pasean a sus mascotas, van a la cafetería, comen el McDonald´s. Tenemos pensado pasar tres noches aquí, así que nos entró la curiosidad de saber si también serían así. Antes de dormir disfrutamos del Sol de Medianoche, que no es otra cosa que luz solar durante las 24 horas del día. Hay que cerrar bien las cortinas de Abedul.

Al día siguiente visita a Whitehorse, que no es que sea una gran ciudad pero tiene sus cosas. Principalmente queremos descansar de carretera y pasear tranquilamente sin pensar en que un puma te va a estar devorando 15 minutos después. Whitehorse tiene un par de calles con edificios bonitos de la fiebre del oro, una oficina de turismo enorme y bien cuidada, el río Yukon y un barco de principios de siglo, el SS Klondike. Lo visitamos gracias a nuestro Pase Anual de los Parques Nacionales de Canadá, gratis por ser el 150 aniversario del país, y aprendemos detalles curiosos sobre la fiebre del oro. Por ejemplo, que el viaje en barco desde Whitehorse a Dawson City, centro neurálgico de la búsqueda del oro, tardaba apenas un par de días (en coche son unas 7 horas), mientras que la vuelta se hacía en 5 por culpa de las corrientes. O que el billete de vuelta era 10 veces más caro para obligar a la gente a quedarse en Dawson City y repoblar aquella zona. Poco a poco nos vamos enamorando de toda la historia del oro en Yukon y aún nos quedaba lo mejor por descubrir. A la noche el aparcamiento del Walmart sigue igual de concurrido y ya reconocemos a gente de la noche anterior. Nos encanta este ambiente de viajeros tan heterogéneos y a la vez tan similares en muchas cosas.



Una imagen exterior del S.S. Klondike y dos recreaciones del interior del barco.
El siguiente día ni siquiera hicimos visita. Paseamos por la ciudad, con ritmo tranquilo, sin prisas. El día anterior comimos gratis carne de alce y salmón recién ahumado en un acto organizado por los nativos. Decidimos ir a un concierto callejero de una artista country hasta que la lluvia obliga a suspenderlo. Luego una vuelta por un pequeño mercado ecológico. Por la tarde a casa, a Abedul, a ver una serie, conectarnos a internet, seguir disfrutando del ambiente de un aparcamiento de un supermercado, que claro, dicho así, pues no suena a planazo. Pero es que nos apetece descansar un par de días. Y otra noche más, la tercera, con nuevos vecinos, con otros que repiten, con el Sol de Medianoche, con la partida de cartas de después de cenar, con el desayuno a la mañana siguiente viendo quién hay en la autocaravana de al lado. Esas pequeñas cosas.


Salmón ahumándose y carne de alce haciéndose a la brasa al estilo nativo.
Nos vamos de Whitehorse sabiendo que hay que volver a este Walmart. No es por nada, pero es que es la única carretera que hay en Yukon para entrar y salir de Alaska y, para qué engañarnos, hemos estado a gusto. Nos acercamos poco a poco a la frontera y aquellas montañas del horizonte se van haciendo más altas y su nieve más blanca. El Parque Nacional de Kluane nos regala estampas impresionantes. Cuando imaginábamos esas carreteras rodeadas de montañas y naturaleza no sabíamos que sería algo así. Hasta qué punto es salvaje Yukon que tuvimos que irnos de un camping porque había aviso de osos grizzlies y no queríamos correr el riesgo. 


Las montañas del Parque Nacional de Kluane, muy cerca de la frontera con Alaska.
Y hay osos grizzlies en la zona. Lo podemos certificar. Nada más dejar el camping condujimos un par de kilómetros, una enorme figura marrón deambulaba al lado de la carretera. Frenamos poco a poco sabiendo que era un oso, pero igual era uno negro, o un bisonte, a saber. Pero no, era un grizzly, con su color marrón y su joroba, y a su alrededor dos oseznos. ¿Cuánto estuvimos allí? ¿Media hora? Más o menos. Haciendo fotos de todas las poses. Al principio con la ventanilla del coche cerrada. Que no la abro, no vaya a venir. Ábrela, que no tendrá otra cosa que hacer el oso que venir. Y de respuesta un vale, pero con el pie en el acelerador. Y de fondo las montañas y los árboles, y el grizzli que se pone sobre dos patas, y los oseznos que asoman la cabecita por encima de las hierbas, y que no nos queremos ir. Aquello fue un regalo, una casualidad, el destino o qué sé yo. Si hubiéramos dormido en el camping dondese supone que había grizzlies posiblemente no hubiéramos visto ninguno. Y por irnos vimos a este. ¿El mejor momento del viaje hasta ahora? Pues no es cuestión de hacer listas, pero parece que sí.



"Nuestro" oso grizzly y el paisaje que le rodea.
Hicimos noche a unos cuantos kilómetros de la frontera con Alaska. En la oficina de turismo de Whitehorse nos hicimos con un pasaporte que hay que rellenar con sellos de distintos lugares de la provincia para entrar en un sorteo. Y a nosotros, que nos encanta un concurso y un reto, íbamos parando para sellar donde tocara. Todo es una sensación extraña, casi olvidada con el paso del tiempo. Una mezcla de la ilusión de un niño, las ganas de aprender, un cierto miedo y la expectación de no saber qué será lo que te espera al día siguiente. Aunque en concreto este día sí que lo sabíamos. Íbamos a cruzar la frontera con Alaska, donde nos darían una noticia que nos haría cambiar la ruta.

Puedes leer todas nuestras entradas de este viaje en este enlace.


Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib