sábado, 21 de diciembre de 2013

Escapada a Amsterdam desde Galicia (II)

Canales y casas flotantes





A las ocho suena el despertador y ya nos olvidamos por completo de la "paliza" que pasamos el día anterior. Estábamos en Amsterdam, ¡a disfrutarla! Después de un desayuno completo y muy bueno nos fuimos andando al centro, que a las 11h empezaba el Tour con Sandemans.

De camino pasamos por el Mercado de Albert Cuyp, muy cerquita del hotel. El mercado nos pareció normalito; lo bueno es que tienen gastronomía y está un poco más barata que en el centro de la ciudad. Este mercado tiene más de cien años de historia y es uno de los más grandes de Holanda. Horario de 9h a 17h, de lunes a sábado. Si no tienes el desayuno incluido en el hotel es una buena opción acercarse a este lugar porque hay muchas pastelerías y cafeterías muy bonitas alrededor.

De ahí nos fuimos a la Plaza Dam para empezar el Tour a las 11h. Estos Tour nos encantan, no nos perdemos ni uno si a la ciudad que vamos lo tienen. Son guías autónomos donde durante tres horas aprendes mucho de la ciudad, te ríes y te enseñan lo mejor. Es andando, dura más o menos tres horas y hacen una parada a la mitad durante una media hora. Lo mejor de todo es que tú valoras el tour y pagas lo que a ti te conviene, no hay precio mínimo. Se llaman Tours Free y también tienen otros tour de pago. En la página puedes ver toda la información. No te voy a desvelar todas las leyendas, historias y demás de la ciudad, así que no dudes en hacerlo que te encantará. Nosotras pagamos 12€ por las dos.

Después del Tour nos fuimos a buscar un sitio para comer. Hay tanta variedad y tantos sitios bonitos que nos costó mucho decidirnos. Apetecía un típico plato del país, pero allí sólo veíamos cadenas de comida rápida, muchos Steakhouse Argentinos, muchos restaurantes italianos, woks, pastelerías, etc. Así que paseando por el barrio chino nos encontramos con el Ristorante Il Mare. Adoramos la pasta, es barata y llena el estómago, así que no lo dudamos. 

De allí nos fuimos hasta la Biblioteca donde en lo más alto del restaurante La Place hay una terraza donde se puede ver una bonita vista de la ciudad. O eso nos dijeron. No pudimos verlo porque estaba cerrado. Una pena. Se encuentra muy cerca de la Estación Centraal.

Aprovechamos a la vuelta para comprar un mapa de la ciudad en la bonita Oficina de Turismo que está enfrente de la Estación. El primer día que llegamos no lo hicimos porque costaba 2,5€ y esperábamos encontrar alguno gratis, pero no fue así. El mapa está muy bien, es amplio y viene toda la información. Si la oficina está cerrada tienen una máquina donde puedes comprarlo. Si no quieres perderte nada merece la pena. Pero ten cuidado, que a lo mejor por la noche se te cae al río con el viento por dejarlo en el suelo al hacer una foto (si, fue lo que me pasó a mí).


Muy cerca de la Estación Centraal está Harlemstraat, que nos encantó. Nos recorrimos toda la calle y observamos cada uno de los locales que hay, todos tan bonitos y con tanto ambiente. En dirección a la Casa de Ana Frank pudimos apreciar la arquitectura del barrio Jordaan, al que el día siguiente tendríamos que volver de día para hacer fotos. Para la visita de la Casa, nosotras reservamos un mes antes la entrada por la web. Cuesta 0.5€ más pero creo que merece la pena llevar la reserva y asegurarte la visita. Es algo que no queríamos perdernos; teníamos que cumplir el sueño de ir a La Casa de Atrás.

Yo ya había leído el libro en el instituto pero lo retomé de nuevo para recordar un poco más todo los detalles. No me dio tiempo a terminarlo antes del viaje pero creo que me encantó estar leyendo el libro y hacer la visita. Ahora sigo leyendo y ya me imagino todo mucho mejor. Estuvimos una hora y media en el museo, nos gustó mucho. Me impresionó mucho ver las marcas en la pared de cómo iban creciendo las niñas, la estantería de libros original y el tamaño de la casa. Muy recomendable. El precio es de 9€ y el horario depende del día y la fecha de en el año. Nosotras aprovechamos por la noche para durante las horas de luz del día ver la ciudad.

Muy cerquita de aquí tienes el Winkel 43, donde preparan la mejor tarta de manzana de Amsterdam. Nosotras pensábamos que sería una pastelería pero es un restaurante muy chulo. Nos pedimos dos cafés con leche y una tarta cada una para merendar por 11€. Y la merienda se convirtió en cena. Estaba deliciosa y es un trozo bien grande, por lo menos a mi me costó terminarlo.

Por la mañana durante el Tour ya habíamos ido por el Barrio Rojo pero nos fuimos de nuevo de noche para ver el ambiente. Nos sorprendió mucho ver el contraste de pandillas jóvenes negociando con las chicas y gente mayor paseando por al lado. Nos encanta la libertad de esta ciudad.

Pues nuestra visita del día terminó, era sábado noche y a medianoche se notaba ambiente por la ciudad, pero nos fuimos andando para el hotel que mañana teníamos que aprovechar muy bien el último día.






Resto del diario:

Día 1: Paliza para llegar a Amsterdam y primer contacto con la ciudad.

Día 2: Tour Free y Ana Frank (estás aquí)

Día 3: Domingo de paseo

Día 4: De vuelta a casa y presupuesto total de la escapada

Te ha resultado:

1 comentario:

  1. En mi hostel nos dieron un mapa, no sabía que cobraban por él, aunque no me extraña, mira que son estos holandeses! Si pudieran cobrarían por respirar!!!

    Muy buen blog, te sigo :)

    http://dianamiaus.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios nos ayudan a continuar