viernes, 30 de enero de 2015

Qué hacer al llegar a Nueva Zelanda con la Working Holiday Visa (I)

Como ocurrirá a la mayoría de viajeros nuestro vuelo llegó al aeropuerto internacional de Auckland, por lo tanto en este post vamos a explicar qué pasos tomar nada más bajarse del avión.
1. En el aeropuerto

El principal trámite al aterrizar en Nueva Zelanda será el de pasar los diferentes controles en la aduana. El primero de todo es la revisión de pasaporte y toda la documentación necesaria para ingresar en el país. En el caso de la Working Holiday Visa os requerirán el pasaporte (obvio) y la Visa que tienes que imprimir desde la web de Immigration New Zealand. Además es necesario acreditar mediante un Certificado de Saldo que dispones de 4.000 dólares neozelandeses (NZD), que te puede emitir tu banco (preferiblemente en inglés). En nuestro caso y en el de otros compañeros de la WHV no nos han pedido este documento, pero nunca está de más llevarlo. Otro documento necesario es el seguro médico obligatorio con el que estarás durante un año en el país. A nosotros tampoco nos lo pidieron a la entrada, pero hay que llevarlo.

Tras el trámite “burocrático” habrá que pasar los controles de seguridad. No te permiten meter en el país semillas, alimentos o determinados medicamentos (además lógicamente de productos prohibidos en cualquier sitio). Incluso te revisan las botas que llevas. Una vez superado esto ya estás en Nueva Zelanda.

2. Compañía telefónica


Incluso si tu vuelo llega de madrugada encontrarás abiertas las oficinas de la compañías telefónicas Spark y Vodafone. Nosotros probamos con Spark, que era la que tenía mejores ofertas, pero el dependiente no fue capaz de dar línea con nuestro móvil, y eso que estaba liberado, así que optamos por Vodafone. El precio de una tarjeta prepago básica es de 19 NZD con 500mb de navegación, 50 minutos en llamadas y mensajes de texto ilimitados, además de 5 NZD por la tarjeta. 


En Spark la oferta era similar: 19 NZD por 500mb, 50 minutos en llamadas y mensajes de texto
ilimitados. La diferencia principal es que Spark dispone de cabinas telefónicas en muchos lugares donde te puedes conectar a su red de Wifi con hasta 1 GB diario. Y antes del 3 de Febrero se le une otra oferta de 1 GB mensual para gastar en Facebook y Twitter. Y otra diferencia más importante: en Vodafone al agotarse los megas de navegación dejas de tener acceso a cualquier aplicación, mientras que con Spark puedes seguir utilizando Whatsapp, por ejemplo.

3. Alojamiento

Una vez solucionado todo en el aeropuerto toca dormir o buscar alojamiento. Si tu vuelo llega muy tarde tienes hoteles cerca de la terminal. Nada más salir te encuentras con un Novotel, pero nosotros optamos por la opción más barata, un Ibis Badget apenas a 15 minutos andando. Nosotros cogimos una oferta online no reembolsable por 32€, así que es una buena opción. Sin Wifi y sin desayuno incluido, pero con buenas camas y duchas si llegas tras muchas horas de viaje.

Si optas por ir directamente al centro de la ciudad hay multitud de Hostels y alojamientos “Backpackers” y ninguno especialmente barato. En las dos noches que pasamos allí nos decantamos por las opciones más baratas relación calidad-precio: Jucy Hotel y K Road City Travellers, con habitaciones dobles y baños compartidos por 70 y 64 NZD respectivamente.

4. Cómo llegar

Si eres un poco atrevido puedes optar por hacer auto-stop. Nada más salir del Ibis está la carretera que conduce hasta Auckland. Recuerda colocarte en el lado izquierdo de la calzada, que haya suficiente espacio para que puedan parar, sacar tu dedo pulgar y muestra tu mejor sonrisa. A nosotros en apenas un par de minutos ya teníamos a una chica dispuesta a llevarnos.

Si prefieres el método tradicional, en esta página puedes leer cómo llegar en transporte urbano a la ciudad.

Para el resto de trámites que deberás llevar a cabo sí o sí en Auckland, aquí tienes la segunda parte del post.

Te ha resultado:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Vuestros comentarios nos ayudan a continuar