miércoles, 16 de septiembre de 2015

Trabajar en el campo en Nueva Zelanda desde el punto de vista de una chica

El 19 de septiembre de 1893 Nueva Zelanda se convirtió en el primer país del mundo en el que todos sus ciudadanos podían votar sin importar el sexo o la raza. Las mujeres sufragistas lucharon para tener las mismas condiciones que los hombres y en la actualidad esto se percibe en el país.

En 2015, gracias al visado Working Holiday Visa, pude disfrutar y odiar trabajar en el campo. Durante ocho semanas estuve recogiendo peras y manzanas en verano y casi cuatro meses podando en un viñedo orgánico en invierno. Por ser mujer no serás inferior al hombre. Te exigirán, tratarán y pagarán igual que nuestro sexo contrario. Te contaré mi experiencia, por si te animas a esta aventura de ser picker.


Recogida de peras y manzanas

El trabajo es duro, no lo voy a negar. Los primeros días querrás morir y abandonar. Y si no es así: ¡olé! Los moratones en las piernas, los cortes en las manos, las agujetas y el dolor de espalda eran el pan de cada día. La jornada empezaba en torno a las 7:00h o 7:30h de la mañana y terminábamos a las 16:30h. A las 10h y a las 15h era el descanso (el Smoko) donde la empresa nos daba café o té. A las 12h era la hora de la comida (lunch time) donde comíamos a la sombra de los árboles y en el suelo. Una ensalada ligera y mucha agua para hidratarnos. El primer día nos dieron nuestro inseparable capazo y una escalera que con el tiempo odiaríamos. Esta era de unos tres metros y bastante pesada, la misma escalera tanto para chicos como chicas, no hay distinciónTe asignan una fila llena de árboles y el trabajo consistía en subir a la escalera, recoger las peras y meterlas en el capazo (que llegaba a pesar entre 25 y 30kg), bajar, recoger las de abajo, caminar hasta el palé y depositar la fruta con cuidado. Así hasta rellenar el máximo de palés (bins).


Algunas empresas no son comprensibles y no saben que en tres días no tienes la habilidad y fuerza para recoger las peras que ellos exigen y por eso no puedes continuar. No fue mi caso. Nos pagaban por producción (contract): cuanto más recoges más cobras. El minimo eran 3,5 bins al día y por cada bin cobrabas unos 35$ . Si no llegas a lo exigido no te precupes porque la empresa SIEMPRE debe pagarte el sueldo mínimo por hora (14,50NZD en aquel momento). Los primeros días recogía entre 1 y 2 bins pero con el paso del tiempo terminé recogiendo entre 3 y 4, cobrando a veces más del mínimo.  Cada día me sentía más fuerte, más hábil con la escalera y con ganas de mejorar. Los compañeros de las islas del Pacífico recogían entre 5 y 8 al día, pero jamás debes compararte con ellos. Están muy acostumbrados y la necesidad económica hacen que sean increíblemente rápidos. Todo depende del tipo de árbol (cantidad de fruta), el compañero que tengas al otro lado del árbol (algunos/as tenían las manos muy largas), el tamaño de la fruta y tu estatura. 

Las dos últimas semanas, después de recoger todas las peras, pasamos a las manzanas. Esto fue más duro, ya estaba cansada y al estar casi al final de esta experiencia mis motivaciones bajaron. Además esta empresa se tomaba muy en serio la calidad de las manzanas, haciendo que vinieran a revisar tu bin para comprobar que todo estaba en orden: 50% de la manzana roja, que fuera rojo y no rosa, que no tuviera golpes y lo más importante, que estuviera el palito. De las 3 y 5 bins que recogía con las peras se convirtieron en 1 o 2 con las manzanas.


¿Cual es la parte buena? La gente sin duda, la felicidad de los compañeros, la diversidad de culturas, el buen trato de la empresa y saber que pude hacer este trabajo siendo cada día mejor. Además de regalo me llevé un buen moreno de campo y tres o cuatro kilos menos en mi cuerpo. Los ingresos de ocho semanas fueron de 4560NZD (3055€ en aquel momento).


Después de estas ochos semanas, estuve durante un mes recorriendo la Isla Sur hasta que se acercó el invierno y terminé pasando las frías mañanas en un viñedo de Central Otago. Si queréis ver mi experiencia, podéis verme en este video que realizamos sobre la recogida de peras:

 

Podando en un viñedo orgánico 

El trabajo del pruning (la poda) fue mucho más tranquilo y descansado. Nos asustaron y el jefe nos advirtió del frío, los días nublados, de viento y sin sol que pasaríamos en Bannockburn (a 8km de Cromwell). Después de casi cuatro meses puedo decir que esto no fue para tanto, aunque tuve suerte ya que se registró el récord histórico en las horas de sol en el mes de julio. La jornada empezaba a las 8h de la mañana ,aunque si había mucha helada y temperaturas muy bajas empezábamos a las 8:30h. Hacíamos los dos descansos y la media hora de comida. En esta empresa cobrábamos por hora (15,50NZD) y no nos exigían rapidez a la hora de podar, dando más importancia a la calidad. 


Mi trabajo principalmente consistía en atar las ramas al alambre. Una tijera, unos guantes y una bolsita sería mi material. El trabajo en sí no era nada duro y a veces podía ser aburrido, pero pude matar las horas escuchando la radio o música con mis auriculares. Lo peor creo que era el frío, a veces no notaba los dedos y me costaba moverlos. Llevaba mucha cantidad de ropa: cuatro pantalones (entre mallas de licra, térmicas y demás), cinco camisetas (la primera capa importante que sea transpirable y las demás mejor de lana que de algodón), tres pares de calcetines, un buen chaquetón y botas de agua. Muy importante llevar gorro y guantes. Y aunque sea invierno hay que proteger la piel con crema solar, siempre.


Al ser un viñedo orgánico tuve la suerte de ver como se hace el vino 100% natural. Esto conlleva hacer todo a mano y sin materiales artificiales. Meter la mano hasta el fondo del compost para meterte nutrientes o amasar boñiga fueron algunas de las experiencias. 


En algunos campos no había baño, teniendo que orinar entre los árboles o baños sin cisterna de escasa limpieza. Las comidas a veces eran frías ya que en algunos campos no había microondas. Básicamente llevábamos bocadillos y merendábamos o cenábamos abundante en casa después del trabajo. Algunas mañanas tardaba en salir el sol y hacíamos el descanso helados, literalmente. Es muy importante hidratarse con bebidas calientes.


Fue una experiencia muy buena y ahora cada copa de vino la saboreo más sabiendo todo el proceso que hay detrás. En esta ocasión pude practicar más el inglés, al ser un trabajo más relajado y tener compañeros neozelandeses. El trato volvió a ser excelente por parte de toda la empresa. Y aunque pasé frío, días lluviosos, mañanas heladas y puse mi vejiga al límite, fue una buena aventura. Los tres o cuatro kilos que perdí en la recogida los recuperé en el invierno neozelandés. Los ingresos por cuatro meses fueron de 12166 NZD.


Muy importante llevar siempre en la mochila:

1- Crema solar factor 50
3- Tiritas
4- Agua y en invierno, además, un termo para mantenerse caliente 
5- Guantes y gorro en invierno 
4- Visera 
5- Repelente de mosquitos 
6- Chuvasquero que ocupe poco. Salvo diluvio se sigue trabajando. 

Al trabajar tres meses el campo el gobierno neozelandés te premia pudiendo extender el visado de la Working Holiday tres meses más para poder trabajar en lo que quieras una vez terminado el visado. Más información de cómo extender el visado aquí.

Te ha resultado:

8 comentarios:

  1. Gracias por toda la info, me viene genial y bueno espero no adelgazar mucho en el campo :P

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja gracias!! El campo es el mejor gimnasio, te pagan y ni te enteras del ejercicio que haces :)

      Saludos

      Eliminar
  2. wuauu sacrificado pero lleno de experiencias, voy por eso.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha suerte entonces :) ya verás que no es tan duro con un poco de sacrificio y voluntad.

      Saludos

      Eliminar
  3. Hoxe sae a túa aventura no Faro de Vigo.
    Muita sorte por eses mundos.
    Un saúdo de Pedro, o home de Ana de Torneiros que che deu clases de inglés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moítismas Gracias Pedro! Canto anos eh! SAúdos para toda a familia :)

      Eliminar
  4. Hola
    Felicitaciones x el blog!!!
    Es hermoso cada lugar que has escogido!
    La verdad que no conozco muchos de los lugares que habeis visitado, pero gracias a ti...he viajado contigo :)
    besos

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios nos ayudan a continuar