martes, 23 de junio de 2015

Ruta por la Isla Sur: la majestuosidad del Monte Cook

Si el encanto de Nueva Zelanda está en sus bosques, montañas y lagos, el corazón de la Isla Sur debe ser el Monte Cook, para muchos el paisaje más bello de todo el país. En nuestra ruta por la isla habíamos organizado dejar a la montaña más alta de Nueva Zelanda para el final, de manera que si se confirmaba esto, teníamos el postre perfecto para el banquete.

DÍA 28 DE ABRIL: DE GLENORCHY A CROMWELL

Amanecía un día en el que nos despertaríamos con el amanecer sobre el lago Wakatipu y nos despediríamos con el anochecer sobre el Dunstan. Entre esto teníamos planeado visitar por última vez Queenstown, que siempre decimos que la odiamos y al final hemos estado tres veces, pero nos pillaba de camino y esas hamburguesas del Fergburger bien merecen una parada. Llegamos antes del mediodía y nos pusimos a subir hasta el mirador de la ciudad, en la cima de la montaña. Hay un teleférico (llamado aquí góndola) que te lleva hasta arriba por el módico precio de 40 NZD ida y vuelta. Nosotros preferimos subir andando, por una ruta bastante empinada de algo más de una hora. El camino no es fácil y desde arriba se aprecia el entorno privilegiado de la ciudad.


Camino de subida (arriba) y vistas desde el Skyline de Queenstown
Bajamos con el cronómetro en mano, ya que a las dos de la tarde los padres de Ana tenían cita para entrar en uno de los dos bares de hielo de la ciudad. El día antes habíamos comprado una oferta a través de bookme.com por un dólar por persona (la entrada normal es de 12 NZD), y como era barato la aprovechamos. El interior es todo de hielo y no deja de ser curioso, pero no se lo recomendamos a nadie por un precio superior a éste. Cuando salieron, y sabiendo que esta sería la última vez que estábamos en la ciudad con ellos, nos fuimos a comer otra hamburguesa del Fergburger. Así nos íbamos de Queenstown con una sonrisa en la cara. Parariamos a dormir en Cromwell para no conducir de noche y perdernos los paisajes.

DÍA 29 DE ABRIL: DE CROMWELL AL LAGO PUKAKI

A la mañana siguiente pusimos rumbo hacia el Monte Cook, el pico más alto de Nueva Zelanda. Pese a encontrarse a la espalda de los glaciares Fox y Franz Josef (se puede ver en nuestro vídeo del vuelo en helicóptero), sólo hay un acceso en carretera a él y debe ser desde la costa este. Ese motivo y el hecho de que posiblemente fuera el sitio más espectacular de la isla nos hizo dejarlo para el final. Desde Queenstown el camino que lleva a él atraviesa el Lindis Pass, un paso de montaña entre valles desiertos, en nuestro caso espolvoreados con la poca nieve que quedaba. Y por el camino un atasco de una hora que nos ralentizó el paso. Eso sí, los atascos en Nueva Zelanda se disfrutan, como podéis ver en este video.


Vistas del Lindis Pass
Tras probar unos vinos de la zona en un viñedo de Omarama, donde lo mejor fue la tosta de bacon y pesto que lo acompañó (como los vinos de casa no hay nada), llegamos a Twyzel y a la orilla del lago Pukaki. Desde el mirador del punto de información las aguas azul intenso dejaban paso al fondo a la silueta del Monte Cook. Habíamos llegado antes de comer, pero aún así preferimos dejar la visita para el día siguiente, ya que mejoraba el tiempo y tendríamos la compañía de Rober y Berta, con los que nos reuniríamos esa misma noche. Fuimos hasta Twyzel a cargar los dispositivos, condujimos bordeando el lago hasta el anochecer y dormimos bajo un cielo repleto de estrellas.

El cielo estrellado sobre el lago Pukaki
DÍA 30 DE ABRIL: DEL MONTE COOK AL LAGO TEKAPO

El Monte Cook también recibe el nombre maorí de Aoraki, haciendo referencia a la leyenda que cuenta que un joven de nombre Aoraki y sus hermanos viajaban por el océano en una canoa cuando ésta volcó al chocar con un arrecife. Era tal la temperatura del mar que se congelaron, quedando convertidos en montañas: Aoraki como el pico más alto y sus hermanos los Alpes que le rodean, siendo por tanto un lugar sagrado para este pueblo.

El pico de Aoraki/Mt. Cook (su nombre oficial) se eleva 3.724 metros sobre el nivel del mar. Junto a él tenemos los picos del Monte Tasman, el monte Hicks o el lago glacial del monte Tasman. Todo esto convierte a la zona en un continuo disfrute de paisajes y colores. Y para mejorarlo todo, por el camino desde el lago Pukaki podemos apreciar una de las estampas más reconocibles de toda Nueva Zelanda: la carretera con el pico al fondo, posiblemente la foto más repetida.

Carretera de camino al Monte Cook
Para este día habíamos planeado, junto a Berta y Rober, la ruta hasta el lago con la vistas del glacial Tasman al fondo. Un poco antes de llegar al pueblo de Mount Cook un camino se desvía hacia la derecha. Desde un aparcamiento parte una ruta de una media hora aproximadamente, primero pasando por los Blue Lakes (lagos azules). No sabemos quién les pondría ese nombre, pero de azules tenían poco. Por último llegamos a las vistas del lago, con el glaciar al fondo y el segundo pico más alto del país. Hay rutas en lanchas por el lago que te acercan a los icebergs, que deben ser mayores cuanto más cerca del invierno estés.

Lago glacial de Tasman
Después teníamos pensado realizar el camino hasta el lago Hooker. El camino discurre paralelo al río entre los montes Sefton y Wakefield, casi siempre con la figura vigilante de Aoraki al fondo. Se atraviesan puentes colgantes, lagos, praderas y se acaba en el lago, con el glacial Hooker bajo el Monte Cook. Es allí, bajo su pico, donde merece la pena aprovechar y disfrutar de un entorno único. Rodeado de montañas de tres mil metros, junto al agua azul, comimos y descansamos antes de volver a los coches. Visitamos el Centro de Interpretación en el pueblo, uno de los mejores que hemos visto, con multitud de información sobre su fauna y flora y de su historia, sobre todo centrada en el alpinismo.

De ahí nos fuimos al lago Tekapo, a menos de una hora del lago Pukaki, donde dormiríamos aquella noche. Nos despedíamos de Aoraki con la promesa de volvernos a postrar ante su majestuosidad.


Vistas desde el glacial Tasman (arriba) y camino al lago Hooker

Te ha resultado:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Vuestros comentarios nos ayudan a continuar