jueves, 28 de abril de 2016

Cómo organizar un viaje a Hawái

Viajar a Hawái puede suponer para muchos viajeros un primer problema, sobre todo relacionado con tu presupuesto: ¿es un destino muy caro? ¿Cuánto gastaré en alojamiento? ¿Es muy caro moverse entre islas? Y una vez que tienes claro que quieres viajar a Hawái, ¿visitarás sólo una isla? ¿Dos? ¿Cuál de ellas? En este post vamos a contar cómo planificamos nuestro viaje, qué decisiones tomamos y cómo afrontamos este destino tradicionalmente identificado con los grandes resorts, el sol, la playa y un cocktail en la mano.

POR QUÉ HAWÁI

Allá por el mes de Septiembre nos encontrábamos apurando nuestros últimos días de poda en Nueva Zelanda, ya con nuestro visado Working Holiday para Canadá en el bolsillo, preparando cómo y cuándo iríamos hacia el país norteamericano. Explorando las distintas opciones caímos en la cuenta de que la mejor opción y la más barata era hacer una escala larga a mitad de camino en Hawái. Sobra decir que la parada en Hawái nos parecía muy atractiva

Las mejores ofertas en vuelos nos daban la posibilidad de un viaje de nueve días y nueve noches, así que en función de ello y de nuestro presupuesto (ajustado, aunque con cierto margen de maniobra) nos decantaríamos por unas islas u otras.


PRECACUCIONES

Cuando viajamos a Hawái había una alerta de dengue en la zona occidental de la isla de Hawái, pero salvo ese detalle circunstancial no es un destino en el que haya que preocuparse por vacunas o enfermedades. Tampoco hay riesgo extremo de desastres naturales (puede que algún diluvio), pero lo normal es que todo sea plácido con el clima y los elementos.

Eso sí, Hawái es Estados Unidos y ya sabemos cómo se las gastan los estadounidenses con el tema de la sanidad. Si tienes cualquier percance y entras en un hospital debes saber que a la salida te presentarán una factura que no será precisamente baja, así que lo más recomendable es que contrates un seguro de viaje que te cubra los posibles gastos médicos. Además, si tomas muchos vuelos, como fue nuestro caso, puede haber riesgo de cancelaciones, retrasos, pérdida de equipaje, etc. Nosotros recomendamos IATI Seguros por su relación prestaciones/precio y su atención. Si pinchas en este enlace obtienes un 5% de descuento por ser lector de nuestro blog.

Precios de los seguros de IATI para una semana y una persona
QUÉ ISLAS ELEGIR

Nuestro vuelo llegaba a la capital del estado, Honolulu (isla de Oahu), y tendríamos que decidir si pasar los nueve días sólo en una isla o en alguna más. Todos los blogs que habíamos leído recomendaban visitar una o dos islas, pero como considerábamos que ir a Hawái es algo que puede ocurrir sólo una vez en la vida, nos pusimos a investigar qué nos ofrecía cada una de las islas. Esto es lo que dedujimos:

- Oahu: la principal isla, la más poblada y donde llegaríamos desde Nueva Zelanda y desde donde saldríamos hacia Canadá. Playas y hoteles como principal reclamo, algo que no sólo no buscábamos sino que huíamos de ello. Nos atraía la visita a Pearl Harbour y poco más. Con un día nos parecía suficiente.

- Maui: después de Oahu, la más turística. Una isla compuesta por dos volcanes y un valle intermedio, con el Parque Nacional de Haleakala, rutas de senderismo en mitad de los bosques tropicales y la ruta desde Kahului a Hana bordeando la isla. Además, playas y la posibilidad de hacer excursiones para ver ballenas. 

- Hawái: la Big Island, como es conocida, es la mayor de todas las islas. Una isla también dominada por el Parque Nacional de los Volcanes y bosques tropicales y cascadas. También podríamos ver tortugas marinas y playas de colores y una importante carga cultural.

- Kauai: la más salvaje de todas las islas. Combinaba lo mejor de Maui (montañas y acantilados verdes sacados de Parque Jurásico o Perdidos) y lo mejor de Oahu (playas de arena blanca), a lo que sumaba el cañon de Waimea y mucho menos turismo y población. La más alejada de todas las islas, fue la que más quebraderos de cabeza nos dio.

- Molokai: con muy pocos vuelos o acceso en ferry desde Maui, lo que nos atrajo fue que la presencia de hoteles turísticos era casi nula. La venden como la isla amistosa, donde todo se trabaja con Aloha y reina la tranquilidad en la isla con mayor porcentaje de población nativa. 

- Lanai: la isla menos montañosa y habitual destino de lunas de miel y campos de golf. En principio, dominada por el turismo y mucho menos salvaje que el resto, al igual que Molokai era menos accesible. Fue nuestro único descarte.


Partiendo de esta información previa, decidimos que viajaríamos a todas las islas a excepción de Lanai y que pasaríamos dos días y dos noches en cada una de ellas, a excepción de Oahu, donde sólo estaríamos un día y una noche. No somos “slow travel” (tan de moda hoy en día entre los viajeros), no vamos a Hawái a la playa y a tomarnos mojitos, no es nuestro estilo. Buscamos conocer el estado, su gente y sobre todo su naturaleza. 

CÓMO MOVERTE ENTRE ISLAS

Existen tres compañías que realizan vuelos entre las islas de Hawái: Air Mokulele, Island Air y Hawaiian Airlines, la más importante de todas y la que más variedad de precios y horarios ofrece. Hay que tener en cuenta que el propio vuelo entre islas ya supone una actividad turística extra, con la opción de sobrevolar la costa y ver las playas y montañas desde el aire.

Todas las islas están conectadas entre sí, siendo las islas de Oahu, Maui y Hawái las que más variedad de vuelos ofrecen. Para ir a Kauai sólo existen vuelos directos desde Maui y Oahu, al igual que para Molokai y Lanai (vuelos operados por Ohana, una filial de Hawaiian). Estas dos además ofrecen la posibilidad de un viaje en ferry desde Maui, aunque es más largo y no difiere mucho del precio.

Nosotros planificamos la siguiente ruta:

18 de abril: llegada a Oahu a las 8am y vuelo a Molokai a las 12:15pm.
20 de abril: salida de Molokai a las 7am y llegada a Maui a las 7:30am.
22 de abril: salida de Maui a las 9:15am y llegada a Hawái a las 10am.
24 de abril: salida de Hawái a las 8am, llegada a Maui a las 8:50 y salida a Kauai a las 10:25.
26 de abril: salida de Kauai a las 8:30 y llegada a Oahu a las 9.
27 de abril: vuelo desde Honolulu a Vancouver a las 14:30.


CÓMO MOVERTE EN LAS ISLAS

Según la información que habíamos recabado el transporte público en las islas más turísticas es barato y parece bastante eficiente, aunque está más limitado a los núcleos urbanos. También barajamos la opción de hacer auto-stop, pero si tardábamos en encontrar alguien que nos llevara corríamos el riesgo de perder mucho tiempo. Por eso nos decantamos por alquilar coche en cada isla, a excepción de Oahu, y poder movernos a nuestro aire y con almacenaje suficiente para guardar nuestras mochilas. A través de RentalCars (pinchando en el enlace recibirás un descuento por ser lector de nuestro blog) encontramos buenas ofertas con distintas compañías en cada isla.

DÓNDE DORMIR

El alojamiento en Hawái es bastante caro. Al tratarse de un destino muy popular las habitaciones de hotel se disparan, los precios de AirBnb son abusivos y salvo en Oahu y Maui los hostel son inexistentes. Planteamos la opción couchsurfing, pero no todas las islas ofrecen esta posibilidad y no queríamos arriesgarnos a quedarnos sin alojamiento. Por eso buscamos la oferta de campings en la isla y nos llevamos la grata sorpresa de que existe una gran variedad de ofertas de camping a precios muy bajos regidos por los condados, el estado de Hawái o dentro de los Parques Nacionales, aunque no existe mucha oferta privada y las que hay son caras. En una próxima entrada os informaremos de la oferta de campings para dormir “low-cost” en Hawái. Si ir de camping no es lo tuyo y prefieres buscar otro tipo de alojamiento:

Booking.com
RESUMEN

Una vez analizadas todas las variables y estudiados todos los destinos, nos quedaba una ruta de cinco islas pasando dos días en cada una de ellas (salvo en Oahu), donde predominaría la naturaleza y las rutas de montaña por encima del sol y la playa. Todo el transporte por las islas sería en coche de alquiler y dormiríamos de camping (salvo en Oahu).

Puedes ver todas nuestras fotos de Hawái en nuestra página de Flickr y leer en este enlace todos las entradas del viaje.

Te ha resultado:

1 comentario:

  1. G r a c i a s por los datos.

    Creo que lo difícil es cazar vuelos baratos, hay agencias de viajes que en temporada alta tienen descuentos muy buenos.

    Saludos

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios nos ayudan a continuar